viernes, 20 de enero de 2017

LUIGI BOCHERINI...MÚSICA NOCTURNA EN LAS CALLES DE MADRID


         

Se trata de un compositor de origen italiano nacido en Lucca, ciudad situada en el centro-norte de Italia. Aún habiendo compuesto un gran número de obras se podría decir que Boccherini es uno de los compositores clásicos más olvidados.
Tras formarse en distintas ciudades como,Roma, Viena, Milán o París, se instaló en España, donde moriría en esta capital.
Una vez en España, su trabajo como compositor y violoncellista queda reconocido tras incorporarse a la capilla real del infante Luis Antonio. Empieza entonces lo que podríamos denominar la “etapa dorada” de Boccherini en la que empezaría a componer, sobre todo, música de cámara.



Por fin, en 1780 y tras un cambio de residencia al que fue obligado, Boccherini, compone la obra que lleva por título este artículo.
Cinco años después se trasladaría a Madrid (tras la muerte de su esposa) donde como hemos dicho, moriría años más tarde.
A continuación, vamos a entrar en materia y analizar de forma sencilla, algunos aspectos de esta obra, que no se trata de otra cosa que de un Quinteto para cuerda en Do Mayor, (Op. 30).
La obra probablemente les sonará, ya que en los últimos tiempos ha sido utilizada en películas, series televisivas (Master and commander o Goya respectivamente) o anuncios publicitarios. El fragmento más utilizado para estas producciones es el 4º tiempo Passa Calle (7′ 55″ del video youtube).
Se trata de un quinteto particular, compuesto por dos violines, una viola y dos violoncellos. Este quinteto nº6, consta de los siguientes movimientos:
1. Le campane de l’Ave Maria 2. Il tamburo dei Soldati 3. Minuetto dei Ciechi Il Rosario 4. Passa calle 5. Il tamburo 6. Ritirata
Del comienzo de la obra se encarga un violín que emite repetidamente un “do” enérgico y alegre, características que nos acompañarán en casi todos los momentos de la obra, aunque como puede observarse, el violoncello canta de forma homofónica con el violín en un tempo más calmado poco después (en la tonalidad de Sol Mayor).



Al finalizar esta parte, vuelve un fragmento enérgico y alegre para dar paso un poco más adelante a la entrada de los pizzicati (consiste en “pellizcar” las cuerdas) que otorgan a la obra un carácter divertido. Es aquí donde el cello lleva la parte cantada, el momento más conocido de la obra. Suponemos que el motivo por el que el cello tiene más protagonismo en dicho instante, fue debido a que Boccherini era cellista y quiso hacer resaltar a este instrumento de algún modo.
Los ataques constantes sobre las notas interpretadas por los violines o los cellos, así como la viola, hacen que en todo momento el carácter de la obra sea el mismo. De esta forma Boccherini aunque nos deje momentos para la relajación, nos recuerda que esa sin embargo, no es la intención de su obra.
Para poner fin a este artículo, diremos que además de la música para tríos, cuartetos y quintetos, Boccherini compuso también sonatas y conciertos para violoncello, sinfonías y una zarzuela: La Clementina.
Les dejo la obra para que puedan disfrutarla con calma. Si escuchan el 4º movimiento (7′ 55″) seguramente les sonará por muchos motivos.




http://labellezadeescuchar.blogspot.com.es/2012/09/boccherini-minueto-quinteto-cuerdas-op.html
http://www.revistaimprescindibles.com/musica/culta/l-boccherini-musica-notturna-delle-strade-di-madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada