jueves, 20 de agosto de 2015

ZARZUELA...LA LEYENDA DEL BESO.



La leyenda del beso es una zarzuela en dos actos, dividida en tres cuadros. Con libreto de Enrique Reoyo, José Silva Aramburu y Antonio Paso, y música de los maestros Reveriano Soutullo y Juan Vert. Se estrenó con gran éxito en el Teatro Apolo de Madrid, el 18 de enero de 1924.
Esta zarzuela es considerada la obra que lleva a la fama a los maestros Reveriano Soutullo y Juan Vert. El libreto es un exponente de la zarzuela llevada al campo de la opereta, con ciertos toques melodramáticos, a la par que ciertos elementos exóticos para dar color.
La música es indudablemente de gran calidad y vuelo lírico, se la puede considerar como una ópera en sí, dado el tratamiento tan profundo de las voces y la riqueza orquestal, raramente contempladas en la zarzuela, hasta la llegada de autores como Sorozábal, Guridi, o Usandizaga,

                                         


Acto I

Cuadro primero
En el parque de un viejo castillo señorial, Mario y sus amigos celebran su despedida de soltero, debido a su boda con una señorita impuesta por su familia. A ella acuden todos sus amigos y amigas, destaca entre ellos Gorón, un calavera simpático y fresco, dispuesto a todo; en concreto, a seducir a la hija del guardia del castillo, Simeona, sin preocuparse mucho de Cristóbal, el novio de esta, un bruto gañán. Juan, el guardia, interrumpe la fiesta avisando de la llegada de unos gitanos que piden permiso para acampar en las tierras del castillo, los hacen pasar y se presentan ante Mario y sus amigos.
Mario queda sorprendido por la belleza de Amapola, la reina de los gitanos. Alesko, su jefe, cuenta que hace muchos años pasaron por estas tierras y aquí murió la madre de Amapola, siendo para ellos estas tierras sagradas; piden su permiso para acampar. Mario accede y pide a los gitanos que preparen una pequeña fiesta para agasajar a sus invitados. Mario trata de seducir con sus palabras a Amapola, sucumbiendo ante estas. Entra Iván, el prometido de Amapola, con un evidente ataque de celos al descubrir la escena, produciéndose una ágria discusión.
Cristóbal regaña a Simeona por su actitud con Gorón, recalcándole que si trata de acercarse a ella, le dará un buen escarmiento. Gorón aprovecha para poner en práctica sus dotes seductoras con Simeona, logrando su propósito; cuando está a punto de besarla aparece Cristóbal y lo espanta.
Llega Mario acompañado de sus amigos, dispuestos a dar serenata a las muchachas, cuando se escucha un grito; el jabalí que habían herido durante la cacería, ha atacado a Amapola. La traen y la tienden en el banco; Mario queda extasiado por su belleza. Cuando va a besarla, aparece Ulita, la hechicera del campamento y lo impide; ella relata que la madre de Amapola, tras entregar su amor a un mal hombre, cuyo fruto fue Amapola, antes de morir lanzó una maldición a su hija, todo aquel que trate de besarla morirá sin remedio. Amapola despierta y al ver a Mario huye, quedando éste desconcertado.

Acto II

Cuadro segundo
En el campamento, los gitanos preparan la fiesta para los invitados de Mario. Alesko comenta a todos que esta misma noche, tras la fiesta, partirán de nuevo. Iván siente celos y rabia ante la noticia; todos tratan de calmarlo y hacerle ver que es simplemente un capricho pasajero de Mario. Llega Gorón al campamento y coquetea con las gitanas, tratando de enseñarles a bailar el foxtrot, provocando la risa de ellas.
Llegan Mario y sus amigos, dispuestos para la fiesta; Alesko los recibe y pide a Amapola que les lea la buenaventura. Todos se sorprenden de las palabras de Amapola, y marchan a curiosear entre los puestos y tiendas. Mario le pide una cita en el parque del castillo antes de su partida, Amapola acepta y se marcha.
Cristóbal riñe con Simeona ante su conducta, prohibiéndola que vaya al río a bañarse. Luego aparece Gorón, al cual amenaza. Gorón, intuyendo el peligro, entra en una de las tiendas y compra una piel de oso para disfrazarse y acercarse a Simeona. Se celebra la famosa zambra gitana, la cual encanta a todos por su colorido y exotismo. Mario manda a sacar el vino y ofrece su copa a Amapola, cuando Iván, en un ataque de furia se la arrebata de un golpe. Todos corren a calmar los ánimos reanudándose la fiesta.
Cuadro tercero
En el parque del castillo, se celebra una fiesta en el pabellón. Mario se siente impaciente ante su cita, dudando de si viene o no. Gorón le relata su aventura con la piel de oso, la cual era de osa y provocó a uno de verdad, que lo persiguió.
Mario queda a solas, al verla llegar, la besa sin poderse resistir. Iván al verlo, trata de atacarlos pero se interpone Ulita, mandando a Amapola a regresar y le demuestra a Mario que el hechizo se ha cumplido. Mario al quedar solo se da cuenta de la verdad, ya que tras besarla, morirá de amor por ella.


 Ay, amor de hombre 

que estás haciéndome llorar una vez más 
sombra lunar, que me hiela la piel al pasar 
que se enreda mis dedos 
me abrasa en su brisa 
me llena de miedo 
Ay, amor de hombre 
que estás llegando y ya te vas, una vez más 
juego de azar, que me obliga a perder o a ganar 
que se mete en mi sueño 
gigante pequeño 
de besos extraños 
Amor, amor de hombre 
puñal que corta mi puñal, amor mortal 
te quiero 
no preguntes por que ni por que no 
no estoy hablando yo 
te quiero 
porque quiere quererte el corazón 
no encuentro otra razón 
canto de gorrión 
que pasea por mi mente 
anda ríndete 
si le estás queriendo tanto 
Ay, amor de hombre 
que estás haciéndome reír una vez más 
nube de gas, que me empuja a subir más y más 
que me aleja del suelo 
me clava en el cielo 
con una palabra 


Amor, amor de hombre

azúcar blanca, negra sal, amor vital 
te quiero 
no preguntes por que ni por que no 
no estoy hablando yo 
te quiero 
porque quiere quererte el corazón 
no encuentro otra razón 
canto de gorrión 
que pasea por mi mente 
anda ríndete 
si le estás queriendo tanto

https://es.wikipedia.org/wiki/La_leyenda_del_beso
http://www.albumcancionyletra.com/amor-de-hombre33245.aspx


No hay comentarios:

Publicar un comentario