sábado, 10 de octubre de 2015

GIUSEPPE VERDI....LA TRAVIATA





 Verdi encontró con La traviata un estilo nuevo, de manera análoga a lo que sucedió con el libreto. Su lenguaje musical es más íntimo, menos grandilocuente, más humano, y hasta se podría decir que tomado de la vida cotidiana. Magníficas ocurrencias musicales están perfectamente integradas en el estilo coloquial, las voces están tratadas con la más grande naturalidad, la orquesta es más libre y más suelta que en obras anteriores. Violeta se ha convertido en uno de los papeles más deseados y más bellos. Verdi exige mucho de ella: coloratura en el cuadro primero, calidez lírica en el segundo, dramatismo profundo e intenso en el tercero, una muerte conmovedora en el último. Verdi la ha idealizado: la descripción de la vacía vida mundana le importaba tan poco a su carácter que incluso hizo de esta cortesana clásica una figura tierna, enamorada, capaz de sentimientos auténticos; más aún, en su dolorosa renuncia y en su sufrimiento solitario, Violeta es casi una heroína.




Verdi compuso La traviata con gran facilidad y en un verdadero arranque de entusiasmo. Tras haber terminado algunos esbozos, comenzó el trabajo inmediatamente después del estreno de Il trovatore; 45 días después puso fin a la partitura. El estreno tuvo lugar en el Teatro de la Fenice de Venecia, el 6 de marzo de 1853, y constituyó uno de los fracasos más dolorosos del compositor. Las causas de ese fracaso parecen haber sido fundamentalmente dos: en primer lugar la actriz principal, corpulenta, robusta y aparentemente muy sana, cuya muerte tuberculosa suscitó carcajadas, y en segundo lugar el vestuario, que quería trasladar la acción a una atmósfera aristocrática, prerrevolucionaria, en lugar del ambiente de la burguesía parisiense de 1850, con sus salones, sus señoras mundanas y sus costumbres liberales. Un año más tarde se corrigió este error, cuando un nuevo montaje de la obra obtuvo en el Teatro San Benedetto de Venecia, el 6 de mayo de 1854, un éxito colosal. Desde entonces, La traviata ocupa un lugar de honor fijo entre las óperas más representadas del mundo.



SINOPSIS
Parte I
Violetta Valery, una famosa cortesana, da una espléndida fiesta en su hogar parisino para celebrar su recuperación luego de una enfermedad. Gastón, un conde, ha llevado consigo a su amigo, el joven noble Alfredo Germont, quien anhelaba hacía un año conocer a Violetta.
Alfredo, para acercarse a Violetta primero le expresa su preocupación por su frágil salud y luego le declara su amor por ella. Violetta lo rechaza pero le da una camelia, diciéndole que regrese cuando la flor se haya marchitado. Luego de que los invitados se retiran, Violetta contempla la posibilidad de una relación real, con amor verdadero, pero finalmente rechaza la idea. Ella necesita libertad para vivir la vida, día y noche, de un placer a otro. 


Parte II
Unos pocos meses después, Alfredo y Violetta juntos viven una idílica existencia en una casa del campo, en las afueras de París –Violetta se ha enamorado de Alfredo a pesar de sí misma. Ella ha abandonado completamente su antiguo estilo de vida. Cuando Alfredo descubre, sin embargo, que Violetta ha vendido sus pertenencias para sostener sus vidas en el campo, se apresura por ir a París para rectificar la situación. Durante la ausencia de Alfredo, el padre de éste visita a Violetta y le dice que la relación con su hijo ha destruido el futuro de Alfredo y la fortuna de su hermana (la reputación de Violetta como cortesana ha comprometido el apellido Germont). Con crecientes remordimientos ella escucha las patéticas palabras del anciano Germont y, por medio de su influencia, deja a Alfredo, dándole como explicación un deseo de su antigua y salvaje existencia.



Parte III
Con el fin de vencer su dolor, Violetta se sumerge más profundamente que nunca en su anterior estilo vida. Poco tiempo después, Alfredo confronta a Violetta en una fiesta y la avergüenza delante de los demás invitados al arrojarle dinero – el cual él dice que le debe por los servicios rendidos mientras vivían juntos en el campo. (El no sabe acerca de la visita de su padre y cree que Violetta lo ha dejado por otro hombre). Violetta superando su enfermedad y su pena, se desmaya. Germont entra y reprocha a Alfredo por tratar a una mujer tan irrespetuosamente. El barón Douphol, la escolta de Violetta, reta a Alfredo a un duelo. Violetta se recupera concientemente y declara su amor por Alfredo.

Unos pocos meses luego de la fiesta, la tuberculosis ha confinado a Violetta a la cama. El anciano Germont le envía una carta que dice que ha informado a Alfredo del sacrificio que ella ha hecho por él y su hermana. Alfredo (regresando del exilio luego de herir al barón durante su duelo), se apresura por llegar a su lado, entendiendo que Violetta se ha sacrificado por él, y le ruega que lo perdone. Ella muere en sus brazos.

 

 

 Bebamos alegremente de este vaso
resplandeciente de belleza
y que la hora efímera
se embriague de deleite.
Bebamos con el dulce estremecimiento
que el amor despierta
puesto que estos bellos ojos



nos atraviesan el corazón.
Bebamos porque el vino
avivará los besos del amor.


Bebamos porque el vino
avivará los besos del amor.

  Yo quiero compartir
mi alegría con todos vosotros;
todo en la vida es locura
salvo el placer.
Alegrémonos
el amor es rápido y fugitivo.
Es una flor que nace y muere
y del cual no siempre se puede disfrutar.
Alegrémonos pues una voz encantadora,
ferviente, nos invita.

¡Alegrémonos!. El vino y los cantos
y las risas embellecen la noche;
y que el nuevo día
nos devolverá al paraíso.



La vida solo es placer.


Para aquellos que no conocen el amor.


No hablemos de quien lo ignora


Es mi destino.


¡Alegrémonos!. El vino y los cantos
y las risas embellecen la noche;
y que el nuevo día
nos devolverá al paraíso. 
 


http://www.hagaselamusica.com/clasica-y-opera/pera/la-traviata-de-giuseppe-verdi/
 http://www.pianomundo.com.ar/operas/traviata.html
https://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090825181853AA40fby

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada