jueves, 19 de noviembre de 2015

FRANZ SCHUBERT.....SINFONIA Nº 8 EN B MENOR Y "SERENATA"



Comenzó estudiando con su padre pero, atento al potencial de su hijo, lo envió a tomar clases con el director del coro de la parroquia, y después acudió a la escuela de la capilla de la corte imperial. Así empezó a componer sus obras y da origen a un movimiento romántico que se extendió por Europa. Escribió por placer alcanzando la felicidad en la creación. Su principal aporte fue renovar el repertorio de los Heder con unas 600 canciones, algunas emplazadas en ciclos como El viaje de invierno, La bella molinera o El canto del cisne. También compuso obras para piano, cuartetos de cuerda, música para distintos conjuntos de cámara y para el medio sinfónico. Su estilo surgió con naturalidad y acentuó lo subjetivo y poético. 



La Octava sinfonía (o Inconclusa) fue compuesta en 1822 y llamada así por estar compuesta en dos únicos movimientos, aunque existen bosquejos de un tercero. No se estrenó antes de 1865, convirtiéndose a partir de entonces en pieza obligada del repertorio orquestal. La plantilla cuenta con dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagotes, dos trompas, dos trompetas, tres trombones, timbales e instrumentos de arco. Son sus partes un Allegro modéralo que comienza elevándose solemnemente desde las profundidades de los contrabajos y violoncellos, y un Andante con moto melancólico y tierno.  




Schubert... (Serenata) 

 



Schubert escribió durante el que sería su último año de vida una de sus obras más populares: la Ständchen (Serenata) D. 957. Aunque muy difundida en diversas versiones orquestales, la Serenata en su orígen fue otro lied que el compositor creó con letra del poeta alemán Ludwig Rellstab.
Escuchada con devoción, conmueve la hondura del sentimiento que Schubert refleja en ella, su belleza y serena melancolía. Schubert quizá presentía su próximo fin, pero no hay amargura ni desesperación, sólo el deseo de encontrar el amor y la paz.


Quedo implorando mis canciones
A ti a través de la noche;
Abajo, en la tranquila arboleda,
¡Amada, ven a mi lado!

Murmurantes, esbeltas copas susurran
A la luz de la luna,
El acecho hostil del traidor
No temas, tú, amada.

¿Oyes gorjear a los ruiseñores?
¡Ay! Ellos te imploran,
Con el sonido de dulces quejas
Imploran por mí.

Comprenden el anhelo del pecho,
Conocen el dolor del amor,
Conmueven con los argentinos sonidos
A todo tierno corazón.

Deja también conmoverse tu pecho,
Amada, escúchame;
¡Trémulo aguardo el encuentro!
¡Ven, hazme feliz!

  http://www.hagaselamusica.com/ficha-obras/sinfonias/sinfonia-inconclusa/
 http://classicmusica.blogspot.com.es/2012/01/schubert-standchen-serenata.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario