miércoles, 30 de septiembre de 2015

CUANDO LEJOS,MUY LEJOS......JULIO FLOREZ





Cuando lejos muy lejos, en hondos mares,
en lo mucho que sufro pienses a solas,
si exhalas un suspiro por mis pesares,
mándame ese suspiro sobre las olas.

Cuando el sol con sus rayos desde el oriente
rasgue las blondas gasas de las neblinas,
si una oración murmuras por el ausente,
deja que me la traigan las golondrinas.

Cuando la tarde pierda sus tristes galas,
y en cenizas se tornen las nubes rojas,
mándame un beso ardiente sobre las alas
de las brisas que juegan entre las hojas.

Que yo, cuando la noche tienda su manto,
yo, que llevo en el alma sus mudas huellas,
te enviaré, con mis quejas, un dulce canto
en la luz temblorosa de las estrellas!




http://www.ciudadseva.com/textos/poesia/ha/florez/cuando_lejos_muy_lejos.htm

martes, 29 de septiembre de 2015

LO INEFABLE.....DELMIRA AGUSTINE


Yo muero extrañamente... No me mata la Vida,
No me mata la Muerte, no me mata el Amor;
Muero de un pensamiento mudo como una herida...
¿No habéis sentido nunca el extraño dolor
De un pensamiento inmenso que se arraiga en la vida
Devorando alma y carne, y no alcanza a dar flor?
¿Nunca llevasteis dentro una estrella dormida
Que os abrasaba enteros y no daba un fulgor?...
Cumbre de los Martirios!... Llevar eternamente,
Desgarradora y árida, la trágica simiente
Clavada en las entrañas como un diente feroz!...
Pero arrancarla un día en una flor que abriera
Milagrosa, inviolable!... Ah, más grande no fuera
Tener entre las manos la cabeza de Dios!

http://cvc.cervantes.es/literatura/escritores/agustini/antologia/inefable.htm


RUBEN DARIO.....ELOGIO A LA SEGUIDILLA



Metro mágico y rico que al alma expresas 
llameantes alegrías, penas arcanas, 
desde en los suaves labios de las princesas 
hasta en las bocas rojas de las gitanas. 

Las almas armoniosas buscan tu encanto, 
sonora rosa métrica que ardes y brillas, 
y España ve en tu ritmo, siente en tu canto 
sus hembras, sus claveles, sus manzanillas. 

Vibras al aire alegre como una cinta, 
el músico te adula, te ama el poeta; 
Rueda en ti sus fogosos paisajes pinta 
con la audaz policromía de su paleta. 

En ti el hábil orfebre cincela el marco 
en que la idea-perla su oriente acusa, 
o en tu cordaje armónico formas el arco 
con que lanza sus flechas la airada musa. 

A tu voz en el baile crujen las faldas, 
los piececitos hacen brotar las rosas 
e hilan hebras de amores las Esmeraldas 
en ruecas invisibles y misteriosas. 

La andaluza hechicera, paloma arisca, 
por ti irradia, se agita, vibra y se quiebra, 
con el lánguido gesto de la odalisca 
o las fascinaciones de la culebra. 

Pequeña ánfora lírica de vino llena 
compuesto por la dulce musa Alegría 
con uvas andaluzas, sal macarena, 
flor y canela frescas de Andalucía. 

Subes, creces, y vistes de pompas fieras; 
retumbas en el ruido de las metrallas, 
ondulas con el ala de las banderas, 
suenas con los clarines de las batallas. 

Tienes toda la lira: tienes las manos 
que acompasan las danzas y las canciones; 
tus órganos, tus prosas, tus cantos llanos 
y tus llantos que parten los corazones. 

Ramillete de dulces trinos verbales, 
jabalina de Diana la Cazadora, 
ritmo que tiene el filo de cien puñales, 
que muerde y acaricia, mata y enflora. 
http://www.poemas-del-alma.com/elogio-de-la-seguidilla.htm



POR MUCHO QUE ME QUIERAS...NO LLORES CUANDO MUERA



Por mucho que me quieras, no llores cuando muera,
No se llora al que parte que a la tarde regresa,
Ni a la oculta semilla que ha de brotar mañana,
Ni a la oruga que muere por dar vida a sus alas.

Aunque en el enturbiado charco de mis retinas,
No vuelvas a mirarte nunca más en la vida.
Aunque en el huerto mudo y helado de mi boca,
Ya no florezcan besos para tu boca roja.
Aunque velos salobres cuelguen de tus pestañas
Y un collar de sollozos se anude en tu garganta.
Aunque el hambre insaciable de la ausencia te muerda
Y el plomo del vacío se condense en tus venas.
Por mucho que te falte, por mucho que me sientas,
Por mucho que me quieras…, no llores cuando muera.
Que es difícil comprendo…, más escucha un secreto:
El nacer y el morir, solo son los extremos de una eterna cadena,
Multiforme y extraña, donde océanos de vida, se renuevan y cambian.
Nada muere de veras y aunque tus ojos vieran disgregarse mis carnes
Como granos de arena y volar esparcidas en la furia del viento,
Solo vana apariencia será que ya, haya muerto.
No, yo no estaré muerto. no es posible que muera,
Soy tan indestructible, como la primavera.
Podré adoptar como ella… extrañas apariencias,
Pero también como ella, sentirás mi presencia:
En la tierra, en el agua, en el aire, en el fuego,
En la flor, en la espina, en la nube, en el trueno.
La tierra de mis huesos, retornará a la tierra,
El agua de mi cuerpo, volverá al agua eterna,
El calor de mis venas, arderá en nuevos fuegos
Y el aire de mi pecho, viajará con el viento.
Devuelto a un mismo tiempo…, a la nada y al todo,
Surgiré en mil maneras de mis yertos despojos,
Siempre vivo y cambiante…, indestructible, eterno,
Girando por los siglos, en un cielo sin término.
Y en una y otra forma me hallaré en tu vida,
En el agua que bebas, en la seda que vistas,
En la flor que te arome, en el aire que aspires
Y puede que hasta el soplo de brisa que acaricia al pasar tus mejillas,
Tal vez, te traiga el eco impalpable de un beso que te di en otro tiempo.
aunque tu no lo creas...aunque ni lo sospeches...
https://elaticodelalma.wordpress.com/…/por-mucho-que-me-qu…/

lunes, 28 de septiembre de 2015

EL SEMINARISTA DE LOS OJOS NEGROS.....MIGUEL RAMOS CARRION







Desde la ventana de un casucho viejo
abierta en verano, cerrada en invierno
por vidrios verdosos y plomos espesos,
una salmantina de rubio cabello
y ojos que parecen pedazos de cielo,
mientas la costura mezcla con el rezo,
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.

Baja la cabeza, sin erguir el cuerpo,
marchan en dos filas pausados y austeros,
sin más nota alegre sobre el traje negro
que la beca roja que ciñe su cuello,
y que por la espalda casi roza el suelo.

Un seminarista, entre todos ellos,
marcha siempre erguido, con aire resuelto.
La negra sotana dibuja su cuerpo
gallardo y airoso, flexible y esbelto.
Él, solo a hurtadillas y con el recelo
de que sus miradas observen los clérigos,
desde que en la calle vislumbra a lo lejos
a la salmantina de rubio cabello
la mira muy fijo, con mirar intenso.
Y siempre que pasa le deja el recuerdo
de aquella mirada de sus ojos negros.
Monótono y tardo va pasando el tiempo
y muere el estío y el otoño luego,
y vienen las tardes plomizas de invierno.

Desde la ventana del casucho viejo
siempre sola y triste; rezando y cosiendo
una salmantina de rubio cabello
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.

Pero no ve a todos: ve solo a uno de ellos,
su seminarista de los ojos negros;
cada vez que pasa gallardo y esbelto,
observa la niña que pide aquel cuerpo
marciales arreos.

Cuando en ella fija sus ojos abiertos
con vivas y audaces miradas de fuego,
parece decirla: —¡Te quiero!, ¡te quiero!,
¡Yo no he de ser cura, yo no puedo serlo!
¡Si yo no soy tuyo, me muero, me muero!
A la niña entonces se le oprime el pecho,
la labor suspende y olvida los rezos,
y ya vive sólo en su pensamiento
el seminarista de los ojos negros.

En una lluviosa mañana de inverno
la niña que alegre saltaba del lecho,
oyó tristes cánticos y fúnebres rezos;
por la angosta calle pasaba un entierro.

Un seminarista sin duda era el muerto;
pues, cuatro, llevaban en hombros el féretro,
con la beca roja por cima cubierto,
y sobre la beca, el bonete negro.
Con sus voces roncas cantaban los clérigos
los seminaristas iban en silencio
siempre en dos filas hacia el cementerio
como por las tardes al ir de paseo.

La niña angustiada miraba el cortejo
los conoce a todos a fuerza de verlos...
tan sólo, tan sólo faltaba entre ellos...
el seminarista de los ojos negros.

Corriendo los años, pasó mucho tiempo...
y allá en la ventana del casucho viejo,
una pobre anciana de blancos cabellos,
con la tez rugosa y encorvado el cuerpo,
mientras la costura mezcla con el rezo,
ve todas las tardes pasar en silencio
los seminaristas que van de paseo.

La labor suspende, los mira, y al verlos
sus ojos azules ya tristes y muertos
vierten silenciosas lágrimas de hielo.

Sola, vieja y triste, aún guarda el recuerdo
del seminarista de los ojos negros...

http://www.poemas-del-alma.com/miguel-ramos-carrion-el-seminarista-de-los-ojos-negros.htm










LA ZARZUELA....LUISA FERNANDA Y F.MORENO TORROBA



El éxito fue grande, y así ha continuado a lo largo de los años. Se cuenta en el Diccionario de la Zarzuela que los antecedentes del estreno, venían enmarcados en la similitud de la situación política de la fecha de la época del estreno, Segunda República, con la de los tiempos en que se desarrollaba la acción de la obra, finales del reinado de Isabel II y preludio, por tanto, de la Primera República. Incluso el día del estreno los libretistas publicaron en ABC una autocrítica, a mi entender un tanto deslavazada e incoherente, pues tratan de armonizar “su argumento” con unas posibilidades históricas (estampas madrileñas en la corte en ciernes de Luisa Fernanda, esposa del conspirador y pretendiente Montpensier) que no llegaron a granar. 




Sinopsis

El argumento estriba en una historia de amor con avatares, pues Luisa Fernanda está enamorada de Javier, su novio de siempre, pero luego ante la inconstancia y vanidad del mismo, oye las pláticas de Vidal, y finalmente ante la desgracia de Javier vuelve a él, con la generosidad de Vidal. Todo ello enmarcado en un ambiente algo histórico, en que se combina la conspiración, el madrileñismo y lo extremeño; es curioso pero es el caso más claro que conozco en que parte de esta zarzuela sirva como símbolo de Madrid (por ejemplo la mazurca de las sombrillas) y parte como emblema de Extremadura (como los vareadores o el “cerendero”). A mi entender en Luisa Fernanda ocurre lo que en la mayoría de las zarzuelas, en que la música está muy por encima del libreto. En este caso la música es encantadora y se acopla a los distintos “ambientes” antes mencionados. Aunque (como decía el Guerra) “hay gente pa to”, y así vemos como el Diccionario de la Zarzuela señala que la música va “desde la mayor torpeza hasta verdaderos aciertos”, llamando torpeza al primer número de la obra que contiene una pequeña introducción, un cuadro costumbrista (mi madre me criaba pa chalequera) y la habanera del soldadito, y francamente no comparto esa crítica. Es preciosa la romanza de Javier “De este apacible rincón de Madrid” tan aprovechada por los tenores como luego veremos, impactante el dúo de Vidal y Luisa Fernanda “En mi tierra extremeña”, primoroso el de Carolina y Javier “Caballero del alto plumero”, deliciosa la mazurca de las sombrillas, picaresco el dúo de Carolina y Vidal “Para comprar a un hombre”, vibrante el terceto “Cuanto tiempo sin verte” y dramática y apasionada la romanza de Vidal “Luche la fe por el triunfo”. Y que decir del final de la obra: la romanza con coros de Vidal “En una dehesa de la Extremadura” tan sentida en esa querida tierra, o el conmovedor dúo final de Luisa Fernanda y Javier, para terminar con la pieza regional “el cerendero”. 




Índice de escenas

  Acto I: 1. Escena “Mi madre me criaba pa chalequera” y habanera del Saboyano “Marchaba a ser soldado”. 2. Romanza de Javier “De este apacible rincón de Madrid”. 3. Dúo de Luisa Fernanda y Vidal “En mi tierra extremeña”. 4. Dúo de Carolina y Javier “Caballero del alto plumero”.

Acto II: 5. Mazurca de las sombrillas “A San Antonio como es un santo casamentero”. 6. Dúo de Carolina y Vidal “Para comprar a un hombre”. 7. Terceto “Cuanto tiempo sin verte Luisa Fernanda”. 8. Romanza de Vidal “Luche la fe por el triunfo”. 9. Escena “Muera el prisionero, muera sin piedad”.

Acto III: 10. Los vareadores “En una dehesa de la Extremadura”. 11. Dúo final de Luisa Fernanda y Javier “Cállate corazón”. 12. Final “El Cerandero se ha muerto”.
 http://lazarzuela.webcindario.com/RES/r_luisafernanda.htm








GABRIELA MARI........ENCONTRARTE

o me pidas que escarbe en los

 No me pidas que escarbe en los olvidos

porque voy a encontrarte, no tan lejos.

Y voy a verte mudo.
Y vas a verme ciega.
Y voy a ver tu sombra en los pasillos.
Y vas a ver mis sueños escondidos.
Y vas a reclamarme tu presencia.
Y voy a refugiarme en mis ausencias.
Y vamos a olvidarnos del olvido. 

No me pidas que escarbe en la esperanza

porque voy a encontrarte, quizás lejos.
Y quizás nos pidamos un respiro
una paz mullida, un pasto tierno
y quizás nos besemos en las puertas
acunando el olvido, ya sin penas. 

http://paginadepoesia.com.ar/arg_mari.html#7, no tan lejos.

Y voy a verte mudo.
Y vas a verme ciega.
Y voy a ver tu sombra en los pasillos.
Y vas a ver mis sueños escondidos.
Y vas a reclamarme tu presencia.
Y voy a refugiarme en mis ausencias.
Y vamos a olvidarnos del olvido. 

No me pidas que escarbe en la esperanza
porque voy a encontrarte, quizás lejos.
Y quizás nos pidamos un respiro
una paz mullida, un pasto tierno
y quizás nos besemos en las puertas
acunando el olvido, ya sin penas. 

jueves, 24 de septiembre de 2015

GREGORIO GUTIERREZ GONZALEZ.....A JULIA


Juntos tú y yo vinimos a la vida,
Llena tú de hermosura y yo de amor;
A ti vencido yo, tú a mí vencida,
Nos hallamos por fin juntos los dos.

Y como ruedan mansas, adormidas,
Juntas las ondas en tranquila mar,
Nuestras dos existencias siempre unidas
Por el sendero de la vida van.

Tú asida de mi brazo, indiferente
Sigue tu planta mi resuelto pie;
Y de la senda en la áspera pendiente
A mi lado jamás temes caer.

Y tu mano en mi mano, paso a paso,
Marchamos con descuido al porvenir,
Sin temor de mirar el triste ocaso
Donde tendrá nuestra ventura fin.
Con tu hechicero sonreír sonrío,
Reclinado en tu seno angelical,
De ese inocente corazón, que es mío,
Arrullado al tranquilo palpitar.

Y la ternura y el amor constantes
En tu limpia mirada vense arder,
Al través de dos lágrimas brillantes
Que temblando en tus párpados se ven.

Son nuestras almas místico rüido
De dos flautas lejanas, cuyo son
En dulcísimo acorde llega unido
De la noche callada entre el rumor;

Cual dos suspiros que al nacer se unieron
En un beso castísimo de amor;
Como el grato perfume que esparcieron
Flores distantes y la brisa unió.

¡Cuánta ternura en tu semblante miro!
¡Que te miren mis ojos siempre así!
Nunca tu pecho exhale ni un suspiro,
Y eso me basta para ser feliz.

¡Que en el sepulcro nuestros cuerpos moren
Bajo una misma lápida los dos!
¡Mas mi muerte jamás tus ojos lloren!
¡Ni en la muerte tus ojos cierre yo!
 http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/literatura/apoeta/apoeta60.htm

EL SEMBRADOR.......LA ROSA DE AZAFRAN


 Cuando siembro voy cantando,
porque pienso que al cantar,
con el trigo voy sembrando
mis amores al azar.
No hay empresa más gallarda
que el afán del sembrador.
¡Por sembrar en tierra parda
soy a gusto labrador!
Pisan mis abarcas la llanura,
raya el firmamento mi montera,
porque al sembrador se le figura
que es el creador de la panera.
Y el grano arrojo
con tanto brío,
que me parece
que el mundo es mío ...

¡Ah! Sembrador
que has puesto en la besana
tu amor:
la espiga de mañana
será tu recompensa
mejor.
Dale al viento
el trigo y el acento
de tu primer lamento
de amor ...
Y aguarda el porvenir,
sembrador.

No hay empresa más gallarda
que el afán del sembrador.
Por sembrar en tierra parda
¡quién no fuera labrador!

  Vuela la simiente de mi puño,
cae sobre la tierra removida,
siente la caricia del terruño
y abre sus entrañas a la vida.
Y al sol de mayo,
que es un tesoro,
millares brillan
de lanzas de oro.

  Sembrador
que has puesto en la besana
tu amor:
la espiga de mañana
será tu recompensa
mejor.

  Dale al viento
el trigo y el acento
de tu primer lamento
de amor ...
¡Y aguarda el porvenir,
sembrador!
http://www.zarzuela.net/text/tex_027.htm 




miércoles, 23 de septiembre de 2015

PORQUE NO TOMO MAS.......J.RANGEL DECLAMADO POR ABELARDO CANO



Se está por empezar la zafra en el horcón,
Ingenio que en la ocasión necesitaba peones,
los paisanos sus reuniones hacían en la pulpería
donde trabajo ofrecía el capataz.
Se bebía, se tomaba mucho, quizás con demasía,
en esas entró Julián mozo apreciado de tuitos,
-Sírvase de algo parcero,-Gracias amigo no ttomo,
-¿Cómo dice? ¿Quée; no toma? ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,
Y donde ha visto un criollo que no chupe por lo menos,
ja,ja,ja,ja,ja,ja, por lo menos un litro de guaro al día, ja,
a ver pulpero, ponga un frasco que va a tomar conmigo el mozo,
-Perdone amigo, le he dicho que no tomo, no quiero tomar,
pero ya que tanto insiste escuche,
yo he tomado quizás como el primero,
tuitos ustedes conocieron a esa que fue mi mujer,
mi Juana, alma pura que ni yo mesmo mereciera y
que más de alguno envidiara,
por ella si, únicamente por ella,
por no verla sufrir ni lloriquear contuve muchas veces mis impulsos de tomar.
Pero cuando un día Dios para siempre de mi la'o la llevó,
pa ese pago donde no se vuelve,
cuando me vi de sólo, completamente sólo con el hijo de su amor,
que formara al juntarse con el mio como un fruto o una flor,
entonces si!, entonces si!! volví con ansia a la bebida,
y encerra'o en mi rancho con un frasco de guaro tomaba, tomaba,
tomaba hasta perder la cabeza,
y allí cuando estaba bien pero bien toma'o,
en la pared del rancho aparecía ella,
mi Juana, y me hablaba, me hablaba con esa voz
pa' mi más dulce que el canto 'e la calandría.
Esa ilusión se me hacía tan real,
se me hacía tan cierta, que un día mi pobre hijo entrando al rancho me dijo
-¿Pero cómo? ¿todav&iaccute;a esta tomando guaro papasito?,
lleva seis días, seis días tomando,
¿Por qué toma tanto de un tiempo a esta parte papasito?,
¿Por qué?, ¿No ve que estoy descalzo?,
¿No ve que estoy vestido de harapos?,
¿No ve que cuando salgo del colegio me gritan tu padre es un borracho?
y tienen razón ¿Por qué papasito?¿Por qué toma tanto?
-¿Cómo dice? ¿Có;mo dice mocoso sonzo?
¿Qué por qué estoy tomando?, ¿Qué por qué estoy tomando?
¿No ve que tomando la estoy viendo?
-¿A quién ve?, ¿A qui&eeacute;n ? ,
si adentro 'el rancho no hay naide más que uste' y que yo...
¿A quién ve?
-¿Cómo?, ¿Qué a quien estoy viendo?
¿No la esta viendo a su madre?ja,ja,ja,ja,ja,ja
Juana, dice tu hijo que no te ve,
-¿A mi madre?, uste', uste', ¿;Uste' esta viendo a mi madre?
¿Pero cómo?,
¿No me ha dicho uste' siempre que me mi madre se ha muerto cuando yo nací?
¿Dónde está?,¿Dónde está mi madre? ¿Dónde está mi madre? yo quiero verla,
Yo quiero verla a mi madre!!!, quiero verla!!!.
-Uste' quiere verla a su madre, mire,
para verla a su madre tiene que tomar guaro,
tiene que tomar mucho guaro igual al que lo tomo yo,
ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja.
Un día frente a mi rancho me apeo,
de adentro me llegó un ruidaje como de risas, llanto, pataleo,
Algo más negro qu'el ojo 'e mi caballo cruzó por mi cabeza,
y de una patada eche abajo la puerta 'el rancho,
y en el suelo, revolcandose en convulsiones,
y con la boca llena 'e baba como pica'o por una víbora,
estaba m'hijo, m'hijo estaba el suelo,
asusta'o miré pa' tuitos la'os y sobre la mesa,
estaba el frasco 'e guaro completamente vacío,
lo alce, levantando la mano pa' castigarlo,
le dije ¿Por qué has toma'o?¿Por qué has toma'o hijo de una gran?
¿Por qué has toma'o?,
y mi pobre hijo dando los ojos vuelta por el espanto me dijo
-No me pegue, no me pegue papasito, no me peeque,
yo he toma'o, yo he toma'o, yo voy a seguir tomando,
yo voy a seguir tomando porque quiero verla,
quiero verla a mi madre como uste' la ve.
-Comprenden ¿POR QUÉ NO TOMO MÁS?! 
http://www.thelyricarchive.com/song/3043723-488876/Por-Que-No-Tomo-Mas


CANCION DE LAS ESPIGADORAS...LA ROSA DE AZAFRAN



Una mañana muy tempranito

salí del pueblo con el hatico
y como entonces la aurora venia
yo la recibia cantando como un pajarillo
y una mañana muy tempranico.
Por los carriles de los rastrojos
soy la hormiguita de los despojos
y como tengo tan buenos ojos
espigo a veces en los manojos
Ay, ay, ay, ay, que trabajo nos manda el señor
levantarse y volverse a agachar
todo el dia a los aires y el sol
ay, ay, ay, ay, ten memoria mi segador
no arrebanes los campos de miel
que detrás de las hoces voy yo
La espigadora con su esportilla
parece la sombra de la cuadrilla
sufre espigando tras los segadores
los mismos sudores que el hombre que siega y que trilla
La segadora con su esportilla.
Y en cuanto suenan las caracolas
por esos campos van ellas solas
y se engalanan con amapolas
sin abalorios ni agaripolas
Ay, ay, ay, ay, que trabajo nos manda el señor
levantarse y volverse a agachar
todo el dia a los aires y el sol
ay, ay, ay, ay, ten memoria mi segador
no arrebanes los campos de miel
que detrás de las hoces voy yo
ay, ay, ay, ay, no arrebano los campos de miel
porque espero a que vengas tú aquí
a escuchar lo que vale mi querer
ay, ay, ay, ay, si a tu lado me aguarda un querer
no me importan los aires ni el sol

ni que arranques de cuajo la miel
http://www.nccextremadura.org/tradiciones/cancionero/letras/laespigadora.htm 


martes, 22 de septiembre de 2015

PEQUEÑA CANCION PARA MATILDE....PABLO NERUDA Y ASTOR PIAZZOLLA






Las olas van
El viento esparce azul y olor
Yo con amor, te amo con amor
¿Adónde van las olas con nosotros
Al goce, al goce o al dolor?
No lo sabemos, ay
Yo con amor te amo con amor
Así se van los días
Así los devoramos en fruta y flor
Eres mía y te amo
Y con amor, te amo con amor
No temas a las olas
Aunque vayan rodando hacia el dolor
Todo se irá perdiendo
Tú y yo nos quedaremos
Porque amor mío te amo con amor
Tú y yo floreceremos
Hasta la última flor
Hasta la última hora
Y el último temblor
Porque tú y yo amor mío
Con amor nos amamos con amor
Porque tú y yo amor mío
Con amor nos amamos con amor

https://www.letras.com/astor-piazzolla/1423219/

ZARZUELA....LA REVOLTOSA. Y RUPERTO CHAPÍ




Fernández Shaw y Chapí tenían entre manos MARGARITA LA TORNERA, cuando el músico le pidió entre tanto una obra en un acto, que fue EL CORTEJO DE LA IRENE y a raíz de su éxito le recomendó adaptar LA FIERECILLA DOMADA al ambiente madrileño, recomendándole para esa adaptación a José López Silva, lo que tuvo lugar en LAS BRAVÍAS, también con éxito. Estos son los antecedentes que hicieron posible LA REVOLTOSA, obra estrenada el 25-11-1897 en el Teatro Apolo de Madrid, fruto de la colaboración como libretistas de Carlos Fernández Shaw y José López Silva, con música del chiquet de Villena, Ruperto Chapí. El estreno fue presenciado por Camilo Saint-Saëns, que manifestó no le hubiese importado a Bizet ni a él firmar tan magnífica “opera cómica” y que gritaba “maravilloso, maravilloso” al final de la función adelantándose años a los eminentes músicos que exclamaban lo mismo cuando oían el preludio de esta obra dirigido por Argenta en los mejores auditorios del mundo, como “propina” a conciertos “de primera división”. Eso si que es patriotismo. 
Ruperto Chapí y Llorente nació en Villena (Alicante) el 27 de marzo de 1851 y murió en Madrid el 25 de marzo de 1909. Su quintoabuelo, Claudio Sapi era oriundo de Lyon, pero a su hijo se le encuentra en Ayora, y su nieto vive ya en Villena. El apellido se transforma en Chapí posiblemente en 1708. Tras el paso de otras tres generaciones llegamos a la del padre del músico, barbero sangrador y, según el Espasa, gran aficionado a la música en una familia en que se aprendía solfeo al mismo tiempo que a leer y escribir. Primero Villena y luego Bocairente conocen la voluntad de hierro y el talento de un joven abnegado. En 1866 compuso ESTRELLA DEL BOSQUE, su primera zarzuela y en 1867 marcha a Madrid matriculándose en el Conservatorio y viviendo con mil apreturas hasta conseguir en 1872, junto con Bretón, el premio extraordinario del Conservatorio.  
No se puede olvidar su contribución tanto a la renovación de la Zarzuela rescatándola del italianismo en que estaba inmersa, como al fortalecimiento de los derechos de los autores primero con la creación en 1895/6 de la Sociedad de Autores Compositores y Editores de Música que cristalizó finalmente en la Sociedad de Autores formada en 1901 con la ayuda de Silesio Delgado y pese a los ataques de los mismos autores que se oponían a su redención: ¡Vivan las caenas si parecen buenas y son de reloj! 



Sinopsis

El libreto plasma el costumbrismo español, pero haciéndolo más localista, más madrileño, y la música se acopla de manera perfecta, no sólo en sus cúspides: como el preludio, las guajiras y el dúo, sino en el resto, en donde la música es cómplice y “lleva” a los actores/cantantes, en un ejemplo de lo que debe ser una zarzuela, no sólo una ópera con diálogos, ni tampoco sólo una comedia con romanzas sino una obra en que fluyan con “naturalidad” las partes habladas o cantadas y no como compartimentos estancos. Eso pasó desde el día del estreno, en donde lo de menos era que “Felipe” fuese Emilio Mesejo del que se dice “que no tenía voz ni tipo pero encontraba recursos para expresar el amor apasionado del hombre del pueblo madrileño”. Muy bien expresa Salvador Valverde el marco creado, en el que se desenvuelve “Mari Pepa, chula de los madriles que tiene puestos sus ojos en los vecinos que la asedian pero su corazón sólo en Felipe……..que disimula sus mortales celos con una máscara de indiferencia…… unos menestrales a los que trae revueltos la nueva vecina, de cuyo irresistible encanto no se libra ni el severo señor Candelas……ni el señor Cándido el meloso y amadamado sastre que aguanta la tiranía de Gorgonia, su despótica mujer, ni Tiberio, ni Atenedoro que completan el cuarteto vecinal del que se divierte y se burla la pícara planchadora”.
Índice de escenas

Obra en un acto con los siguientes números musicales, además de algunos diálogos que no tienen desperdicio:
Acto único: 1. Preludio. 2. Escena y seguidillas “Al pie de tu ventana vengo a cantarte”. 3. Cuarteto “¡Qué! ¡Olé! ¡Requeteolé!”. 4. Intermedio y escena “Eso le pasa a las hembras”. 4bis: guajiras “Cuando clava mi moreno”. 5. Dúo de Felipe y Mari Pepe “Por qué de mis ojos los tuyos retiras”. 6. Escenas “No hay nadie, ¡adentro!”.



PORQUE DE MIS OJOS

FELIPE
¿Por qué de mis ojos
los tuyos retiras?

MARI-PEPA
¿Por qué me desprecias?
¿Por qué no me miras?

FELIPE
¿Yo? ¡No!

MARI-PEPA
¡Tú!

FELIPE
¡No!
¿Por qué de ese modo
te fijas en mí?

MARI-PEPA
¿Qué quieres decirme
mirándome así?
¿Por qué sin motivos
te pones tan triste?

FELIPE
¿Por qué de mi lado
tan pronto te fuiste?

MARI-PEPA
¿Yo? ¡No!

FELIPE
¡Tú!

MARI-PEPA
¡No!

FELIPE
¿Por qué de ese modo
te fijas en mí?

MARI-PEPA
¿Qué quieres decirme
mirándome así?
FELIPE
¡Así!

MARI-PEPA
¡Así!

FELIPE
¿Me quieres?

MARI-PEPA
¿Me quieres?
LOS DOS
¿Me quieres?

FELIPE
¡Sí!

MARI-PEPA
¡Sí!
¡Ay, Felipe del alma!
¡Si contigo solamente
yo soñaba!

FELIPE
¡Mari-Pepa de mi vida!
¡Si tan sólo en tí pensaba
noche y día!
¡Mírame así!

MARI-PEPA
¡Mírame así!

LOS DOS
¡Pa que vea tu alma leyendo en tus ojos,
y sepa (serrana / serrano) qué piensas de mí...

FELIPE
La de los claveles dobles,
la del manojo de rosas,
la de la falda de céfiro,
y el pañuelo de crespón;
la que iría a la verbena
cogidita de mi brazo...
¡eres tú!... ¡porque te quiero
chula de mi corazón!

MARI-PEPA
¡El hombre de mis fatigas,
pa mí siempre en cuerpo y alma,
pa mí sola, sin que nadie
me dispute su pasión!
con quien iría del brazo
tan feliz a la verbena...
eres tú... ¡porque te quiero,
chulo de mi corazón!

FELIPE
¡Ay, chiquilla! ¡Por Dios!

MARI-PEPA
¡Zalamero! ¡Chiquillo!

FELIPE
¡Chiquilla!

MARI-PEPA
¡No me hables así!

FELIPE
¡Te quiero!

MARI-PEPA
¡Te quiero!

LOS DOS
¿Me quieres a mí?
¿No te voy a querer, prenda mía?...
De mi, ¿qué seria sin ti?...

FELIPE
¡Nena mia!

MARI-PEPA
¡Felipillo!

FELIPE
¡Mi morucha!

MARI-PEPA ¡Mi querer!

FELIPE ¡Tú eres esa!

MARI-PEPA ¡Tú eres ese!

LOS DOS
¡Pues si tú no fueras, mi vida!
¿Quién lo había de ser?...
¿Me quieres?... ¿Me quieres?
¿Me quieres tú a mí?
¡De mí qué sería sin ti!
http://lazarzuela.webcindario.com/RES/r_revoltosa.htm 
 http://www.marstonrecords.com/supervia2/texts/Porque-de-mis-ojos.htm