viernes, 24 de junio de 2016

ERIK SATIE...GYMNOPÉDIE Nº 1


Un extraño sentimiento de melancolía invade el cuerpo al escuchar las Gymnopédies del gran Erik Satie, quizá no tan afamado y reconocido como otros compositores que movieron el mundo con sus sinfonías y conciertos…pero igual su nombre permanece imborrable. Porque detrás del talento de Claude Debussy y Maurice Ravel se esconde la influencia de un hombre que encontró en la música un lugar cálido para vivir.
Nacido el 17 de mayo de 1866 en la comuna francesa de Honfleur, Alfred Eric Leslie Satie se ha convertido en una de los compositores más aclamados en la era moderna, reconocimiento que empezó a cosechar en los últimos años de su vida, cuando se centró la atención en sus obras tempranas y empezó a relacionarse con los más grandes exponentes artísticos de la época, entre ellos, Pablo Picasso y Tristán Zara, fundador del Dadaísmo.
Lo que darían muchos por entrar a su habitación en la población de Arcueli, donde se hallaron gran cantidad de objetos que revelan la curiosa personalidad del músico francés; entre ellos, una colección de cien paraguas, cartas de amor y dibujos de su amorío con Suzanne Valadon, un montón de ilustraciones sobre edificios medievales y siete trajes de terciopelo. Pero si lugar a dudas, el hallazgo más importante fueron las composiciones jamás publicadas por el artista.
Genialidad que se desborda en cada nota pronunciada, misma que termina por sumir los cuerpos en un estado de aletargamiento. A través de sus piezas, Satie parece brindarnos una sonrisa eterna, burlona y picaresca. Prueba dormir con ella, prueba levantarte con sus creaciones y no sucumbir ante el optimismo provocado. Un arte puro, producto del verdadero amor por la música, composiciones que no denotan menor virtuosismo que las piezas clásicas de los grandes maestros.
El gran Erik Satie moriría el 1 de julio de 1925 en la capital parisina, dejando un legado que no nos cansaremos de escuchar.
https://gamuzza.wordpress.com/2013/05/17/erik-satie-una-musica-inolvidable/

No hay comentarios:

Publicar un comentario